A VUELTAS CON LA FALTA DE DERECHOS HUMANOS


La policía islámica de Aceh, una región de Indonesia, detuvo en un concierto, tras una gran redada, a 65 jóvenes "punk" y los envió a un centro de "recuperación" para una "limpieza" moral y espiritual. ¿Su delito?. Las autoridades consideran que la estética punk  no se ajusta a los valores islámicos. Aceh es un lugar donde se aplica el código penal coránico, por lo que utiliza la lapidación en casos de adulterio, latigazos en público para los que mantengan relaciones prematimoniales y cárcel para los homosexuales, imaginaros el papel de la mujer....bien tapaditas y aguantando las ostias de padres, hermanos y maridos.
La policía rapó las crestas y todo aquello que pasara de 10 cm con máquinas de afeitar, les quitaron los piercings, pulseras, y finalmente los lavaron en un río. "Les daremos una lección", dijo el inspector jefe, "cortaremos pelos, limpiaran los dientes con cepillo y pasta, cambiaremos su ropa desagradable y les daremos el equipo para rezar". ¿Querían así limpiar sus cuerpos o sus almas malditas?.

Komnas Han (Comisión Nacional de Derechos Humanos de Indonesia) ha realizado varias visitas de investigación en la región de Aceh para comprobar si se respetaban los derechos humanos comprometidos desde 1998. Descubrieron varias fosas comunes, casos de tortura, acoso sexual y ejecuciones no oficiales, sin que nadie fuera juzgado por ello. También encontraron pruebas que demuestran la existencia de entrenamiento militar para milicias por parte del ejército oficial del país. Hasta hoy, el acceso a esta región sigue "sellado" y los últimos acontecimientos no presagian un futuro mejor.

Publicar un comentario