LA MUJER ÁRBOL


Consiguió ir a la escuela cuando en su país las mujeres no estaban escolarizadas, con 20 años obtuvo una beca que le abrió las puertas de la libertad para poder licenciarse en Estados Unidos y Alemania, volvió después a Kenia para poder desarrollar y compartir sus capacidades, conocimientos y gran voluntad de cambio.Poco tiempo más tarde, Wangari Maathai, se convirtió en la primera mujer en África oriental y central en doctorarse, presidir un departamento en la universidad y ser profesora.

“Toda persona que haya logrado algo ha sido derribada varias veces. Pero todas ellas se han levantado y han continuado, y eso es lo que siempre he tratado de hacer.”

Gracias a mujeres como ella hoy podemos disfrutar de los derechos que de forma natural....nos pertenecen!

Publicar un comentario en la entrada