MAPUCHES,PUEBLO OLVIDADO


Aonikenk, aonikenk, aonikenk.

En cada margen del río Santa Cruz,
te está llorando el silencio en el azul
por donde ayer, tu paso dibujó
la cruz al viento.
Guanaco cazador boleando al tiempo.

Aonikenk, aonikenk, aonikenk.

Todo era tuyo,
el mar, el río, el lago, el cielo,
el resplandor del sol fugaz sobre la nieve,
eras el rey errante soñador de los desiertos,
Plumaje de ñandú boleando al tiempo.




Pero llegaron otros hombres,
con un regalo y otra voz,
para ganarse su confianza,
te sumergieron al alcohol, después te llamaba borracho,
El mismo ser que te enseñó,
al mismo tiempo que ofrecía por tus orejas un patacón,
por tus orejas un patacón.

Para qué, para qué se pregunta el viento de ayer.
Aquel que besó la frente del que cayera
inocente, muerto por el cañadón, para que
la pura sangre derramada en la ambición,
por la tierra que aún sigue siendo un desierto hoy.
Ay! tierra mía, ay! tierra mía, para que te despoblaron.
Si no te saben poblar
para que tantas orejas
si no te saben escuchar.


"Toda la tierra es una sola alma y somos parte de ella"

Canto Mapuche.



Publicar un comentario